HylianLink

Desconectado desde 16/10/2019 14:43

España

España

Facción principal dswii

HylianLink

24
88
11
6
19

Fecha de alta: 08/06/2015

Sexo: Hombre

Edad: 24 años

Ubicación: Madrid

Te has encontrado con un terrible destino, ¿verdad?
40 1203 0
1928 104 30

Mensaje #2500401

HylianLink
HylianLink 08/10/18 22:41:05
11

Ha publicado una respuesta en el tema El lugar donde todo empezó (fan fic amourshipping)

CAPÍTULO FINAL: Juntos tú y yo.

Ash: Qué pienso... de tí...
Serena:-se acomoda el pelo por detrás de la oreja de forma muy coqueta.-Sí... ¿te caigo bien?
Ash: ¡Sí, por supuesto que sí, eso ni lo dudes!
Serena: ¿Y... qué más?
Ash: Pues... me gusta... verte tan contenta, ya sea haciendo los macarons que tanto me gustan... o entrenando para los tripokalon... o casi en cualquier momento. De hecho lo que sueles hacer siempre lo haces feliz, y siempre esforzándote.
Serena: ¿Sabes por qué? Se debe a tí.
Ash: ¿Por mí?
Serena: Sí. Todo ha sido gracias a tí. Siempre estás combatiendo dándolo todo, sin rendirte, y si das un paso atrás das dos hacia adelante. Me encanta verte de ese modo, y me contagié de esa energía que desprendes, eso es algo que me gusta mucho de tí.-se sonroja por lo último.
Ash:-se rasca la mejilla.-Supongo que eso me sale de forma natural, solo hago lo que creo que debo hacer para que mi sueño de ser un maestro pokémon se haga realidad.
Serena: Llega hasta el final Ash, yo siempre voy a estar a tu lado, no estás solo en tu sueño.
Ash: Gracias Serena, no sabes cómo me alegra escuchar eso.
Serena: No hay de qué... Bueno, y...-sonrojada.- ¿Algo más que quieras decir de mí?
Ash: Pues...-ahora se rasca la nuca.-Eres una chica muy... bonita...
Serena:-ella quería escuchar eso de Ash.- ¿De verdad te parezco muy bonita?
Ash: Sí... ¿Por qué me da tanta vergüenza decir que es muy bonita?
Serena:-muy feliz.-No sabes lo que me alegra saber que piensas eso de mí. Ash, eres muy amable, me tratas muy bien, desde que comenzamos a viajar juntos, hasta este momento. Aún me acuerdo que decidiste retrasar tu última medalla para que yo pudiera participar en la clase maestra del tripokalon.
Ash: No me importaba dejar de lado el combate de gimnasio, te veías tan ilusionada que no me lo pensé.
Serena: Aunque... fue una pena que no lograse ser la reina de Kalos.
Ash: ¿Qué más da eso? Sé que era tu sueño, pero lo hiciste genial. Para mí eres la reina de Kalos... oh...
Serena:-sonrojada.-Y para mí eres el campeón de la liga.

Los dos se miraron, y se quedaron sin decir nada. Ambos estaban felices haciéndose compañía. Pero aún no daban un paso más.

Fuera de la cueva el temporal empeoraba, lloviendo y soplando un fuerte viento debido al tornado que no estaba lejos de donde estaban, pero los chicos no prestaban atención.

Serena, con cierta timidez, toma aire, y con mucha decisión...:

Serena: Ash... hay algo que quiero decirte.
Ash: Dime.
Serena: Es algo que si no lo digo me voy a arrepentir, algo que lo tengo guardado dentro de mí desde hace mucho tiempo. Y ahora que estamos solos creo que es el momento perfecto para decírtelo.
Ash: ¿De qué se trata? Me vas a hacer que me preocupe.
Serena:-se lleva las manos a la cinta azul que le regaló Ash.-Quiero... hablarte de mis sentimientos. No sé cómo vas a reaccionar, ni si piensas igual que yo, pero es peor no decirlo. Es algo que siento desde el día que te conocí, en el campamento, y que con el paso del tiempo lo que ha hecho es hacerse más fuerte, sobre todo cuando Misdreavus estaba con nosotros. Ash, no solo he aprendido mucho de tí en el viaje, he podido conocerte mejor, saber cómo eres y apreciarte tal como eres. Para mí eres más que un amigo, mucho más, no te miro con los mismos ojos que por ejemplo con Citron. Solo con verte, con estar a tu lado, mi corazón late más deprisa, me pongo más nerviosa, pero sobre todo muy feliz, todo lo que me está pasando es por tí.
Ash: Yo... Serena... yo...
Serena:-le mira con todo el amor del mundo.-Ash, te quiero, estoy enamorada de tí, estos son mis sentimientos que tengo por tí.

Por fin, Serena consiguió expresar sus sentimientos ante un Ash que no sabía qué decir.

Serena:-llora un poco.-No sabes lo importante que eres para mí, lo eres todo, no puedo imaginar mi vida sin tí... quiero quedarme contigo...
Ash:-sin poder creérselo.- ¿Acabas de decir... que me quieres?
Serena:-se limpia un poco las lágrimas.-Sí, tenía que decírtelo, de hecho te quiero desde que nos vimos por primera vez hace años. Cuando nos volvimos a encontrar estaba tan contenta pero me sentía incapaz de confensarte.
Ash: ¿Tantos años, desde entonces?
Serena: No podía decírtelo, por miedo a que no sintieras lo mismo que yo, a que te rieras de mí, de que te alejaras o de que no quisieras saber de mí.
Ash: Pero... Serena, no podría hacer eso, también eres muy importante para mí, yo...
Serena: ¿Tú me quieres?

Esa pregunta entró fuerte en su cabeza, ahora era el turno de Ash de responder.

Ash: Serena, para estas cosas soy bastante malo, no sé qué decir, pero desde que estamos viajando juntos, con el tiempo... y sobre todo ahora, cuando te veo me siento tan extraño, no podía dejar de mirarte. Pero sobre todo me siento bien, muy bien, siento que se detiene el tiempo cuando te miro.
Serena:-le toma las manos.
Ash: Es la primera vez que me pasa esto, y solo me pasa contigo. Y me siento como tú, me duele imaginar que no estás a mi lado. No me quiero separar de tí, Serena. Yo... yo te...-traga saliva.-Yo te quiero...

Finalmente, ambos chicos se confesaron, ya saben lo que sienten.

Con la alegría de saber que Ash siente lo mismo, Serena se lanza para abrazarle y acaban tirados en el suelo de la cueva, ella encima de él, como pasó en el parque.

Serena:-con toda la felicidad del mundo.-Ash, te quiero, no sabes lo feliz que acabas de hacerme.
Ash:-sonrojado.-Sí, y yo...
Serena: ¿Qué sucede? No me digas que te da vergüenza que te abrace, que sepas que lo voy a hacer cuando quiera.
Ash: No, no es eso, es que ahora como estamos... es como en el parque...
Serena:-se sonroja pero sigue muy feliz.-Oh, es verdad, pero no pienso levantarme.
Ash: Esa vez... casi nos dimos un beso.
Serena: Me habría gustado que nos diéramos un beso en ese momento.
Ash: A mí también.
Serena: Será nuestro primer beso. ¿Quieres?
Ash: Bueno...

Ese hermoso y mágico momento llegó. Ambos chicos cerraron los ojos y juntaron sus labios. Ni la fuerte tormenta que está haciendo fuera les intimidaba, era un momento de ellos, y lo disfrutaban.

Serena: Se dice que cuando un chico y una chica se dan un beso por primera vez es una forma de sellar el amor que sienten.
Ash: Si llego a saber que los besos son así te lo hubiera pedido hace mucho.
Serena: Bueno, ahora somos novios, cuando me quieras dar un beso solo hazlo.-le guiña.
Ash: Novios, ¿eh? Ahora entiendo a un amigo mío con el que he viajado que siempre trataba de ligar con la primera chica que se encontraba por el camino, quería pasar por esto.
Serena: Cuando tu madre se entere de lo nuestro se va a alegrar mucho, ella ya sabía de mis sentimientos, me ha apoyado, al igual que Eureka, hasta la prometí cuando nos volvamos a ver que seas mi novio, esa pequeña ya sospechaba de hace tiempo.
Ash: A mí me gustaría saber lo que puedan pensar todos aquellos amigos con los que he viajado. Creo que más de uno se va a sorprender.
Serena: Tus amigos... me encantaría conocerlos.
Ash: ¡Claro! Aunque no sé dónde pueden estar la mayoría. De hecho... sí, creo que voy a volver a intentarlo.
Serena: ¿Qué sucede?
Ash: Ya sé lo que voy a hacer ahora. Voy a volver a participar en la liga de Kanto, iré a conseguir las ocho medallas. De paso podremos ver a una amiga que es una líder de gimnasio.
Serena: Me encantaría, pero... ¿y yo qué puedo hacer en Kanto? Que yo sepa los tripokalon solo son de Kalos.
Ash: ¿Y si te haces coordinadora?
Serena: ¿Coordinadora? Eso es lo que me dijo la señora Yashio cuando rechacé la oferta de ser entrenada por ella.
Ash: ¿Qué me dices? No llega a ser lo mismo que el tripokalon, pero comparten cosas. ¿Por qué no lo intentas?
Serena:-le sonríe.-Bueno, si me lo dices tú no puedo decir que no. Me estarás apoyando, ¿no?
Ash: Eso no lo dudes.

Desde que terminó la liga de Kalos no sabían qué hacer después. El haber regresado a pueblo Paleta, además de servir como unas vacaciones, ha servido tanto para que ambos chicos se dijeran sus sentimientos como para sus siguientes sueños.

Las horas pasaban y ya era de noche, pero la tormenta aún seguía, y no parecía detenerse.

En la casa de Ash, su madre y Pikachu esperaban a que los chicos regresaran.

Pikachu:-miraba por la ventana.-Pikapi...
Delia: Pikachu, sé que estás preocupado por los dos, pero no temas, seguro que habrán encontrado un refugio hasta que pase la tormenta. En cuanto pase volverán, ya verás.
Pikachu: Pika...
Delia: El pobre Pikachu está tan preocupado como yo, pero están juntos, sabrán protegerse mutuamente.

De nuevo en la cueva:

Ash:-miraba el exterior.-Pues... parece que no va a calmarse esto, parece que va a durar unas cuantas horas más. Tendremos que pasar la noche aquí.
Serena:-totalmente roja.- ¿Pasar la noche... juntos?
Ash: No hay otra opción. Como decidimos regresar a casa a la noche no hemos traído ni tienda de campaña ni sacos de dormir.

Solo con saber que tendrán que dormir juntos, en la mente de Serena le aparecieron mil y una imágenes que no son acordes a su edad.

Serena: Je... jejeje, sí... juntos...
Ash: ¿Estás bien? Tienes la cara roja. ¿No te habrás enfermado por haber caído al río?-era demasiado inocente.
Serena:-sonrojada.- ¡Estoy bien, no estoy pensando en cosas raras ni nada parecido!
Ash: Bueno, por pasar la noche aquí no me importa, pero es que apenas hemos comido algo.
Serena: Es verdad, pero tranquilo porque...-saca su caja de macarons.-Mira lo que tengo.
Ash: ¡Genial, los macarons, a comerlos!

Pero al abrir la caja, vieron que los macarons estaban estropeados, parecía que no se podían comer.

Serena:-apenada.-Oh no, seguro que se han mojado por el río. Así no hay quien se los coma.-Ash agarra uno.- ¡Pero Ash...!
Ash:-se lo come.- ¿Qué? Siguen estando buenos.
Serena: Pero...
Ash: Solo porque se han mojado un poco no significa que no me los pueda comer. Sabes bien lo que me encantan los macarons que haces y que te esfuerzas por hacerlos bien.
Serena:-enternecida.-Oh Ash... eres tan bueno...
Ash: Venga, come alguno, no quiero que te duermas sin que hayas comido.

Serena comenzó a comer esos macarons derretidos, se veían mal pero a pesar de eso se podían comer, aunque habían perdido su sabor.

Serena: Pues no están tan mal.-tenía un poco de nata en la cara.
Ash:-le quita la nata y lo lame.
Serena:-se sonroja.
Ash:-solo sonríe.
Serena: Ya veo...

Serena toma un poco de la crema de los macarons y se lo lanza directamente a la cara de Ash. Ella se reía, pero Ash no se iba a quedar quieto y quería venganza.

Ash:-con maldad.-Te crees muy graciosa tirándome crema en la cara, ¿eh?
Serena: Pues sí.-le saca la lengua.
Ash: Ahora verás.

Ash comenzó a tirar crema a Serena y esta corría por la cueva evitando que Ash no le diese. Ash iba detrás con la caja de los macarons, ambos riéndose. Muchas risas hasta que Serena se tropezó con una piedra, Ash, que estaba cerca, también se tropieza y los dos caen al suelo, la caja de los macarons cae sobre sus cabezas y acaban llenos de crema.

Ash:-se siente victorioso.-Venganza cumplida.
Serena:-un poco picarona.-Eso es lo que tú te crees.

Como Ash tenía la cara con crema, a Serena no se le ocurre otra forma de limpiarle que lamiendo su cara. Ash no podía evitar reirse de las cosquillas que le causaba Serena, pero no hacía nada para quitársela. Entre tanta risa...:

Serena:-con ternura.-Te quiero Ash.

Ya no sentía vergüenza decirlo, estaba con el chico que tanto quiere y que él también siente lo mismo.

Ash:-la sonríe.-Yo también te quiero Serena.

No hay nada más fuerte que el amor de dos jóvenes enamorados, ni siquiera el más terrorífico de los tornados puede hacer nada para romper ese amor.

Después de eso, decidieron que lo mejor era dormir, muy juntos.

Serena: Espero que el tornado no pase por aquí.
Ash: Estamos refugiados, no nos pasará nada aunque se acerque.
Serena: Mientras esté contigo, no temeré a nada. Buenas noches, Ashi.-lo último lo dice con cariño.
Ash:-sonrojado.-Bu... buenas noches.

Bien acurrucados, los dos se duermen. La noche se pasó sin problemas, el tornado perdió fuerza y ni siquiera pasó por donde estaban ellos.

El día amaneció con un sol radiante y una suave brisa. Serena se despierta y ve a Ash en la entrada de la cueva. Se levanta y se va con Ash.

Serena:-le abraza por detrás.-Buenos días, Ashi.
Ash:-no se acostumbra a que le llame así.-Buenos días. ¿Has dormido bien?
Serena: Sí, muy bien.
Ash: ¿Has visto? Quién diría que hubo un tornado cerca.
Serena: Hace un día fantástico.
Ash: Perfecto para viajar por Kanto ahora mismo.
Serena: ¿Tienes pensado que sea hoy?
Ash: Sí, lo tengo decidido, mi sueño sigue y hay que perseguirlo.
Serena:-con decisión.-Pues venga, vayamos a tu casa que seguro tu madre estará preocupada y nos preparamos. Y de paso contamos lo nuestro.

Los chicos pusieron rumbo a la casa de Ash. Pikachu estaba asomado por la ventana cuando los ve a lo lejos. Rápidamente sale de casa muy contento y aliviado por ver a los chicos bien.

Pikachu:-se lanza a por Ash.- ¡Pikapi!
Ash: ¡Pikachu, colega! Veo que estabas preocupado por nosotros.
Serena: Sí, pero estamos bien.
Delia:-sale de casa.-Chicos, menos mal, no he pegado ojo pensando en vosotros.
Serena: Nos resguardamos del temporal en una cueva.
Delia: Qué bien. Un momento...-seria.
Ash: ¿Qué pasa mamá?
Delia:-seria.-Algo me tenéis que decir, ¿verdad?
Ash: La verdad es que sí, verás...
Delia: ¡Jovencito, ve rápidamente a lavarte la cara, has visto cómo la tienes, totalmente sucia!
Ash: Pero es que antes tengo que decirte que...
Delia:-autoritaria.- ¡Que te laves la cara ahora mismo!
Ash: ¡Vale, ya voy!-en voz baja.-Gruñona...
Delia:-seria.- ¿Decías algo?
Ash:-asustado.- ¡Na... nada!-se va rápido a lavarse.
Delia: Este niño...
Serena: Esto... Delia, hay una cosa que tanto Ash como yo tenemos que decir y es importante... bueno, realmente son dos cosas.
Delia:-seria.-Querida...
Serena: ¿Sí?
Delia: Sea lo que haya pasado, vete tú también a lavarte, ya me lo diréis después.

Serena entra en casa, mientras Delia deja la mirada seria que tenía para esbozar una sonrisa. Como madre que es intuye lo que pasó en la noche anterior.

Una vez los chicos limpios:

Delia: Bueno, ya estáis presentables. ¿Y bien, qué es lo que tenéis que decir?
Ash: Mamá, Serena y yo vamos a viajar por Kanto. Hemos decidido irnos ahora mismo, voy a conseguir de nuevo las medallas y participaré en la liga para ganarla.
Serena: Sí, y yo voy a ser coordinadora, voy a aprender mucho sobre los concursos pokémon.
Delia: La verdad es que no me sorprende, tarde o temprano pasaría esto. Lo bueno es que vais a estar muy juntos, ¿verdad?
Serena:-sonrojada.-Sí... sobre eso...
Ash: Mamá, ella es...-le costaba decirlo.-Pues es mi... novia...
Delia:-sentía una gran felicidad.-Ay hijo, no sabes lo que me alegra, hacéis una pareja preciosa. Realmente lo intuía, Serena ya me contó lo que sentía por tí. Serena, aunque ya lo sabes, bienvenida a la familia, sabes que Ash es un buen chico.
Serena: Lo sé Delia, y quiero decirte que a Ash le voy a querer siempre, haré que todos los días esté feliz conmigo a su lado, no te voy a defraudar, seré la novia que Ash merece.
Delia: Para una madre lo más importante es que su hijo esté bien. Tenéis que apoyaros mutuamente, no dudéis en ayudaros cuando sea necesario. ¿Cuándo tenéis pensado iros?
Ash: Ahora mismo, después de desayunar algo.
Delia: Iré a prepararlo.

La madre de Ash preparaba el desayuno para los chicos, con cara de alegría y de cierta tristeza.

Delia: El tiempo pasa muy rápido. Mi niño ha crecido, mi niño que tanto quería ser entrenador de pequeño y que adora a los pokémon ahora tiene novia. Sé que Serena le quiere, es una gran chica, aunque como madre no puedo dejar de preocuparme por mi hijo, sobre lo que hace, es inevitable echarle de menos cuando está lejos de casa.-escucha a los chicos reírse.-Pero va a estar bien, va a estar feliz, eso es lo que más me importa.

Las despedidas siempre son dolorosas y más para una madre, era la hora de partir de los chicos.

Ash: Mamá, ya nos vamos.
Delia: Llama siempre que puedas a casa, no dudes que estaré para lo que quieras.
Ash: Lo sé mamá.
Delia: Y tú Serena, siempre con él, cuídale.
Serena: Descuida Delia, de eso me encargaré encantada.
Delia: Hijo, ya sabes...
Ash: Lo sé, estaré bien.
Delia: No, iba a decir que te cambies de ropa interior todos los días.-riéndose un poco.
Ash:-avergonzado.- ¿Siempre tienes que decir eso?
Serena:-se ríe tambien.
Ash:-la llama la atención.- ¡Oye!
Delia: Bueno, cuidaos mucho.
Ash: Hasta pronto mamá.
Serena: Nos vemos Delia.

Y así, la pareja, sin olvidar de Pikachu, se marchan, dejando atrás pueblo Paleta, el lugar donde han pasado muchas cosas, el lugar donde se vieron por primera vez cuando eran niños, el lugar del comienzo de su relación, el lugar donde todo empezó.

FIN
1 1
memo
memo 15/10/2018 01:54:12
0
Me ha gustado muchísimo excelente trabajo.
0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.