Gremio PokéMaster
Gremio PokéMaster 3273miembros

gremio

Gremio PokéMaster

Regístrate para entrar
Estás en: RedAdn > Gremios > Gremio PokéMaster > Foro > [FANFIC MEGAMISTERIOSO] Las dos caras de la evolución

Foros

[FANFIC MEGAMISTERIOSO] Las dos caras de la evolución

King.ByakkoKing.Byakko

# Fecha de alta: 08/05/2014

# Edad: 24 años

# Ubicación: Oeste

252 782 29 33
Una vez mostrado el prólogo del fanfic principal del Gremio Pokémaster ya tengo más claras las ideas sobre como continuar el mío. Así que voy publicando las primeras partes. Espero que os guste a todos cheesy. Se aceptan críticas constructivas y consejos para alguien que no suele hacer fanfics como yo xD.
Capítulo 1 - Un día normal para el equipo Luna Roja
Spoiler
Tal parece ser que todo transcurre con normalidad en el mundo Pokémon. El sol brilla con calidez, el agua cristalina del Lago Milotic refleja con intensidad los rayos del sol y la agradable brisa arrastra la hoja de un árbol haciendo que llegue cuidadosamente hasta la cara de un Swampert que estaba descansando tranquilamente cerca de la orilla con una expresión de satisfacción en el rostro. Cogió un poco de aire y sopló la hoja haciendo que llegase al ojo del Furfrou que estaba a su lado contemplando el paisaje.

-¡Ay! Me cago en…- Gritó adolorido el Furfrou.
Del lago aparece una Milotic que se acerca con elegancia a Furfrou con intención de aliviar su sufrimiento.
-¿Estas bien Furu? Déjame que te ayude.- La Milotic del lago empieza a soplar con cuidado el ojo de Furfrou, más conocido como Furu, para aliviar su angustioso dolor.
-Muchas gracias.- Responde Furfrou embobado con Milotic.
-Ahora es cuando aparece tu mujer y te arranca los ojos Furu.- Comenta Swampert mientras se le escapa una risilla al final. Furfrou se gira y mira a Swampert con furia por ese comentario.
-¿Ya tiene mujer? Qué pena.- Comprendió Milotic con una lagrimilla.
-Sí, y ya ha soltado unos cuantos huevos. Solo falta que eclosionen.- Añade Swampert terminando de rematar a Milotic cuyos ojos se siguen humedeciendo. Unos segundos después Milotic se recupera con ánimos de seguir charlando.
-En fin. Permíteme que te diga que tu peinado te queda perfecto Furu.- Comenta Milotic con simpatía.
-¿Tú crees? La verdad es que estaba un poco indeciso al elegir el peinado en la peluquería de Pawniard pero me decidí por el aristocrático. Tuve la impresión de que era perfecto para mí.- Furu explicó con muchas ganas el porqué de su decisión. Después de todo cualquier Furfrou que se precie elegirá un buen peinado que se adapte a cómo cree que es.
-Y bien chicos. ¿Qué os trae por aquí?- Preguntó Milotic con interés.
-Venimos de rescatar a ese de ahí.- Responde Swampert mientras señala al Rattata que está durmiendo al lado de Furu. - Iba a ser el almuerzo de un Noctowl. Llegamos, derrotamos al Noctowl y se nos dio por pasarnos por aquí puesto que nos pilla de paso a la aldea. Además, el Rattata aún sigue bajo los efectos del Hipnosis de Noctowl así que tenemos tiempo de sobra para tomarnos un descanso.- Continuó explicando Swampert con calma, como si le hubiese resultado aburrida la misión.

-Por cómo lo dices parece que fue un paseo para vosotros. Se nota que vuestro equipo es de rango avanzado.- Milotic se quedó mirando con admiración a Swampert y Furfrou mientras agitaba su cola indicando que estaba escuchando con interés la historia de Swampert. Realmente le encantan los equipos explorador. -¡Oh! Parece que el Ratatta se está despertando.- Señalaba Milotic puesto que el Rattata empezaba a abrir los ojos para luego bostezar.
-Parece que tenemos que volver a ponernos en marcha. Ya volveremos otro día.- Dice Swampert dirigiendo una sonrisa a Milotic.
Swampert levanta a Rattata cuidadosamente y lo coloca con suavidad encima de Furu para ponerse en marcha rápidamente comprendiendo que el pequeño debía estar deseoso de volver a su casa.
-Hasta la próxima.- Milotic se despide con una sonrisa viendo cómo se van alejando Swampert y Furu en su camino a la aldea.

Así pues Swampert y Furu van de camino al gremio de exploradores situado en la Aldea Supra donde espera el cliente que solicitó el rescate de Rattata, su hermano pequeño, otro Rattata.
Nada más llegar, el Rattata rescatado se baja del lomo de Furu con rapidez para reunirse con su hermano. Swampert y Furu se acercan a los hermanos para confirmar la buena noticia.
-Tal como te prometí. Aquí tienes a tu hermano enterito. No le dimos tiempo al Noctowl para que le diese un bocado.- Presumió Swampert por el buen trabajo.
-Muchísimas gracias chicos. Los del equipo Luna Roja sois los mejores.- Vociferó el hermano pequeño del rescatado Rattata.
-No ha sido nada. Pero tened más cuidado la próxima vez donde jugáis. El peligro no avisa.- Aconsejó Furu con un tono muy serio.
-Sí señor. Pero…-[b] El pequeño Rattata bajo la cabeza con tristeza para continuar respondiendo. Parecía que iba a decir algo que no iba a gustar al equipo Luna Roja. - No tengo mucho más de recompensa que este par de bayas atania.- [/b] Finalizó el pequeño Rattata con tono temeroso.
Swampert cerró los ojos para meditar unos segundos y se propuso responder al pequeño Rattata.
-Créeme cuando te digo que no hay mejor recompensa que veros reunidos a los dos. Después de todo a tu hermano casi se lo comen.- Respondió Swampert con una sonrisa consiguiendo que le cambiase la expresión al pequeño Rattata a una más alegre.

Los Rattata se marchan del gremio de exploradores para volver a casa mientras Swampert y Furu se despiden con una sonrisa. Una vez los Rattata salen por la puerta la sonrisa se cambia por un rostro indiferente. Tanto Swampert como Furu sueltan un suspiro de decepción.
-Pensé que tendrían algo más que ofrecernos de recompensa.- Swampert se desliza en círculos por el suelo en el centro de la sala.
-Solo dos bayas atania que no serán suficientes para mis futuros hijos, ¿pero qué recompensa te esperabas de dos niños? Si cogimos la misión es por lo mismo de siempre…-
“Ponte en el lugar del pokémon a rescatar”. Una frase que tanto Swampert como Furu tenían grabada a fuego en sus corazones.
-Seguramente si estuviese a punto de ser devorado por un pokémon más grande que yo, como fue el caso de ese Rattata, desearía que me rescatasen.- Es la reflexión que hace Swampert con desgana mientras deja de deslizarse por el suelo para tumbarse boca arriba. Furfrou imita lo de Swampert para terminar soltando un “Eso”.
-¿Y no podríamos ir a explorar algo?- Pregunta Swampert como si le hubiese supuesto un esfuerzo sacar el tema.
-Parece mentira que preguntes eso. Sabes que ahora solo a los equipos de rango experto se les permiten ir a explorar zonas nuevas por los últimos fenómenos que han estado ocurriendo.-
-Ah sí. Esos casos de Pokémon con aspecto alterado. Me pregunto que estará ocurriendo con ellos. Espero que lleguemos lo antes posible al rango experto. Mi espíritu de explorador lo necesita con desesperación- Decía Swampert mientras miraba su placa de explorador con melancolía.
La sala se llena de silencio mientras el equipo Luna Roja se queda descansando tumbados boca arriba hasta que una voz interrumpe dicho silencio.
“¿Otra vez sin nada que hacer chicos?” Al oír esa voz imponente, con aires de sabiduría y majestuosidad, Swampert y Furu tardan una milésima de segundo en ponerse de pie, firmes y de la forma más presentable posible pues quien les hablaba no era ni más ni menos que el maestro del gremio de exploradores de la Aldea Supra, el Gran Slowbro.
-No es así Gran Slow. Solo nos estábamos preparando para la siguiente misión.- Respondía Swampert con viveza, entusiasmo y mucho respeto hacia el maestro del gremio de exploradores.
-Así es Gran Slow. Hoy estamos que no damos abasto.- Complementa Furu a lo que había dicho Swampert.
El Gran Slow gira su cabeza mirando el tablón de misiones y responde: “No parece haber misiones en el tablón”.

Swampert y Furu empiezan a sudar de los nervios por volverse a encontrar en la misma situación ante el Gran Slow. Furu piensa rápido lo mejor que podía responder dadas las circunstancias.-Las misiones no tardan en llegar Gran Slow. Estoy seguro. Wingull debe estar al caer con un sinfín de misiones.- Furu sale fuera del gremio con rapidez para comprobar, agrandando los ojos, que desafortunadamente Wingull sigue sin verse a los lejos. Swampert y el Gran Slow salen también para confirmarlo. Tanto Swampert como Furu suspiran mientras agachan la cabeza en señal de desilusión. No son buenos tiempos para el equipo explorador Luna Roja.

-Tenéis que ser pacientes. Vuestro momento para alcanzar el rango experto llegará.- Dice el Gran Slow mirando la lejanía.
-¿Pero cuándo Gran Slow? ¿Cuándo?- Swampert se pone dramático al pensar lo que puede tardar llegar a ser rango experto. Sobre todo con la escasez de misiones.
-Puede ser mañana. O en unos días. Quizás meses.- Swampert se derrumba al escuchar las palabras del Gran Slow mientras este soltaba unas carcajadas. -Jajaja. No te me pongas así que solo te estoy tomando el pelo. Se optimista. Aún no sabemos lo que nos depara el mañana- El Gran Slow ayuda a Swampert a levantarse, pero al hacerlo se da cuenta de cierto detalle.
-¿Ocurre algo Gran Slow?- Pregunta Swampert consternado por la expresión de la cara del Gran Slow.
-Es solo que me he dado cuenta de que tu placa de explorador está muy desgastada.-
-Bueno, siempre soy el primero en ir al ataque en la mayoría de misiones. A don peinado aristocrático se le olvida participar a veces.- Dice Swampert mientras Furu se alarma por ese comentario.
-Veré si puedo conseguiros otras placas nuevas.-
-No hace falta Gran Slow. Además cambiar de placa me resultaría difícil en estos momentos. Mi amuleto de la suerte se ha atascado y no sale ni a la de tres.- Explico Swampert rechazando con cuidado el ofrecimiento del Gran Slow.
-Ah, es verdad. Tu amuleto de la suerte.-
-Rézale para que lleguemos ya al rango experto. Es un asunto de seguridad nacional- Sugiere Furu a Swampert.
-Lo sé.- Terminaba Swampert mientras contemplaba su placa, más concretamente el amuleto de la suerte que estaba incrustado dentro: una piedra misterioso aspecto.

El viento empezó a soplar levemente y Swampert levantó la mirada para comprobar que a lo lejos se iba acercando algo a una velocidad vertiginosa. A los dos segundos después tanto Swampert como el Gran Slow seguían de pie. No se podía decir lo mismo de Furu pues ese “algo” resultó ser un “alguien”, un alguien que había impactado de lleno contra Furu tan rápido que no se le pudo ni ver, dejando a Furu fuera de combate. Ese alguien resultó ser un Wingull mensajero con muy malas noticias. Unas noticias que pondrían al equipo Luna Roja en acción.


Capítulo 2 - Combate al límite en Aldea Magma
Spoiler
El Gran Slow y Swampert se acercan al Wingull dejando de lado a Furu que había quedado fuera de combate después de que Wingull se estrellase contra él. Wingull se despierta adolorido y rápidamente se dirige al Gran Slow muy alterado. ¿Qué habrá pasado?
-Es-es terrible Gran Slow.- Grita Wingull muy alterado y nervioso.
-Guarda la calma y continua Wingull, casi no te entendemos.- Le aconseja el Gran Slow mostrándose muy preocupado.
-¡En la aldea Magma ha aparecido un Pokémon desconocido que ha puesto en jaque al Gran Zard y al resto de exploradores del su gremio! ¡La aldea está en peligro!- Wingull se desmaya de puro pánico después de comunicar lo acontecido en la Aldea Magma.
-¿Al Gran Zard?- Swampert y Furu, que había despertado después de escuchar la noticia, se muestran incrédulos ante la noticia que les ha traído el Wingull mensajero.
-Hay que ir inmediatamente a la aldea Magma. Vosotros venís conmigo.- El Gran Slow mostraba preocupación en su mirada al dar la orden. Algo de lo que se percataron Swampert y Furu.
-¿No deberíamos avisar a los demás exploradores del gremio?- Preguntó Furu un poco inseguro, después de todo el Pokémon al que pensaban enfrentar había dejado fuera de combate a todo el gremio de exploradores de la Aldea Magma.
-No hay tiempo. Esta es una misión urgente de máxima prioridad. Vamos, poned vuestras patas en mis hombros.-
A Swampert y Furu no les queda más remedio que aceptar la misión mentalizándose que les puede estar esperando lo peor en la aldea Magma. Pero son un equipo de rango avanzado y contaban con la ayuda de su maestro de gremio. No había nada de lo que preocuparse. Así pues colocan las patas en los hombros del Gran Slow y este empieza a brillar preparando el movimiento Teletransporte que los llevara a la aldea Magma al instante.
El Gran Slow acompañado de Swampert y Furu llegan a las afueras de la aldea Magma con éxito y listos para enfrentarse al peligro.
-No tenía ni idea de que pudiese usar Teletransporte Gran Slow.- Comentaba Swampert sin salir de su asombro.
-Utilice una MT que conseguí en mis años mozos cuando se pensaba que éramos solo 151 pokémon diferentes en el mundo. Pero eso da igual ahora. Vamos a la aldea deprisa.- El Gran Slow recibió una respuesta afirmativa y decidida de parte del equipo Luna Roja y se pusieron en marcha.
Se dirigieron raudos y veloces al lugar de los hechos para ser testigos del horror. Toda la aldea destruida, todos los habitantes en el suelo completamente debilitados y en medio del caos el Gran Slow divisaba a lo lejos a dos Pokémon, el Pokémon llama Charizard, más conocido como el Gran Zard, y un pokémon con todo el cuerpo cubierto con una túnica negra que hacía difícil identificarle. El Gran Slow se adelanta alcanzando una velocidad impropia de un Slowbro, dejando muy atrás al equipo Luna Roja.
-¡Zard!- Gritó el Gran Slow hacía donde se encontraban el gran Zard y su atacante.
El Pokémon desconocido mantenía sujeto al Gran Zard del cuello sin tocarlo siquiera, parecía ser un poder psíquico.
-¡Suéltalo!- Exigió el Gran Slow lanzando un potente Hidropulso con el pokémon desconocido como objetivo.
El pokémon desconocido detiene y con su brazo libre deshace el ataque para asombro del Gran Slow. A continuación usa su poder para elevar al Gran Zard y decir en voz alta “Roca Afilada”. Grandes pedruscos se separan de la tierra y se dirigen a toda velocidad para impactar al Gran Zard desde todas las direcciones posibles consiguiendo aplastarle por completo.
-Un portador de la luz corrupta eliminado.- Dijo para sí mismo el misterioso pokémon.
El Gran Slow grita de rabia con tanta intensidad que Swampert y Furu, que habían quedado atrás, consiguen oírlo y aumentan su velocidad para saber que ha pasado. El Gran Slow prepara su siguiente ataque contra el misterioso pokémon pero este en un abrir y cerrar de ojos aparece delante del Gran Slow manifestando el poder de su movimiento Hipnosis que deja al Gran Slow indefenso ante el peligro. Swampert y Furu lo ven de lejos y el primero lanza un hidrobomba para mantener al misterioso pokémon alejado del Gran Slow consiguiendo llegar a su lado no sin antes de comerse las bayas atania que recibieron de los rattata como recompensa. Al mismo tiempo Furu empezó a darle vueltas a lo que acababa de ver. Furu estaba seguro de que el Pokémon misterioso no manifestó ningún poder psíquico a la hora de lanzar su movimiento hipnosis. Tenía que estar completamente atento a su alrededor.
-Al final esas bayas atania han resultado ser útiles.-
-Sí. Furu mira eso de ahí.- Dice Swampert apuntado a los restos del Gran Zard sin dar crédito a lo que ven sus ojos. Furu también queda estupefacto al contemplar dicha escena.
-Tenemos que tener mucho cuidado contra este tipo.- Advierte Furu mirando a Swampert.
-Vamos.- Grita Swampert con valor.- -Demostrémosle cómo se las gasta nuestro equipo.-
-Han aparecido otros 2 portadores de la luz corrupta. Un Swampert y un Slowbro. Procedo a su eliminación.- Dice el pokémon misterioso para sí mismo.
-Lo llevare a la derecha. Furu, prepara un onda trueno para reducir su velocidad.- Swampert da esa instrucción a la que Furu responde afirmando con la cabeza.
Swampert prepara uno de sus movimientos favoritos para su maniobra, el movimiento cascada. Se envuelve en agua e intenta impactar contra el pokémon desconocido sin éxito pero de acuerdo al plan.
-Lo tengo. Onda Trueno.- Furu consigue dar el en blanco con su movimiento.
-La parálisis me impide moverme.-
-Esa es la idea.- Le responde Swampert apareciendo rápidamente ante el pokemon desconocido golpeándole con cascada tan fuertemente que acaba impactando contra unos escombros.
-Sin su hipnosis no es tan peligroso. Esto esta ganado.- Celebraba Furu demasiado pronto pues parece que el pokémon misterioso aún no se da por vencido.
-El Swampert y el Slowbro son la prioridad.-
-Aun quiere guerra. Con este ataque arena jamás acertaras.- Furu lanza su ataque que consigue impactar a los ojos del pokémon misterioso reduciendo su precisión.
-Y con este ataque cascada ya no hablaras más.- Decía Swampert mientras preparaba su ataque.
Con el movimiento cascada preparado Swampert se disponía a atacar hasta que escucho unas débiles palabras provenientes del pokémon misterioso “Esfera Aural”. Antes de que se diese cuenta el movimiento esfera aural había impactado de lleno contra Furu mandándolo a los pies del Gran Slow que aún seguía dormido debido al movimiento Hipnosis. Swampert se giró preocupado para ver cómo se encontraba Furu. Algo que no debió hacer.
-No hay que dar la espalda al enemigo jamás. ¡Onda Mental!- Gritaba así el pokémon desconocido lanzado su potente ataque psíquico que impacto de lleno contra Swampert.
Swampert gritaba de dolor sujetándose la cabeza para después acabar en el suelo derrotado. El pokémon misterioso se acerca lentamente al debilitado Swampert para lanzar su ataque final no sin antes decir “Procedo a eliminar a un portador de la luz corrupta”. El tiempo en el que dijo eso fue el suficiente para que Swampert abriera los ojos mientras su cuerpo brillaba y se lanzase con un ataque cascada que impactaba de lleno contra el objetivo.
-¿Pero cómo es posible?- Se preguntaba el pokémon misterioso.- Sus heridas se están curando.- Al instante empezó a echar un rápido vistazo a los alrededores sobrevolando la aldea.- Te encontré. Deja de estorbar.- Gritó mientras usaba su movimiento roca afilada dirigiéndolo hacia un pokemon que también vestía una túnica que lo hacían difícil de identificar. Ese pokémon había estado usando Pulso Cura sobre Swampert. El pokémon esquiva con elegancia el roca afilada para acto seguido lanzar un pulso cura por última vez a Swampert y desaparecer envuelto en una luz.
-Mierda. Otra vez estorbando.- Dijo el pokémon misterioso con rabia al ver que el otro pokémon parecía haberse salido con la suya.
-Tú mismo lo dijiste.- Swampert apareció por detrás del pokémon misterioso después de dar un gran salto.- No hay que dar la espalda al enemigo jamás.- Acabó con un ataque cascada que hizo impactar fuertemente al pokémon misterioso contra el suelo.
Swampert decidió esperar unos segundos antes de acercarse cuidadosamente para confirmar si el pokemon misterioso está inconsciente, pero al faltarle un par de pasos una voz le advierte “No des un paso más”. Pero fue demasiado tarde. Swampert se vio atrapado nuevamente en el movimiento Onda Mental. El pokémon desconocido se levantaba adolorido para dirigirse a Swampert mientras este seguía sufriendo el ataque.
-¿Cómo te llamas?- Preguntó el pokémon dirigiendo una mirada punzante hacia Swampert.- Te he preguntado que cual es tu nombre.- Volvió a insistir.
-Lux.- Respondió Swampert con dificultad antes quedar inconsciente ante la presión del ataque Onda Mental.
El efecto del movimiento hipnosis llegaba a su fin para el Gran Slow que pudo contemplar dicha escena. Con toda velocidad agarró a Furu de una pata y avanzo hacía Lux.
-Bien Lux, portador de la luz corrupta. Serás eliminado por mi mano. Y la paz reinará en el mundo Pokémon- Pero antes de poder rematar a Lux, el Gran Slow llegó para embestir al pokémon misterioso consiguiendo alejarlo lo suficiente. Con la mano que tenía libre el Gran Slow sujetó a Lux y empezó a prepararse para usar Teletransporte. El pokémon misterioso lanzó una esfera aural a la desesperada que impactó de forma crítica al Gran Slow antes de escapar exitosamente con Teletransporte.
El pokémon misterioso gritó furioso al ver sus planes truncados.
-Vamos sal de ahí.- Ordenaba mirando hacía unos escombros.
De aquellos escombros salió un Pokémon de aspecto malévolo que parecía conocer al Pokémon misterioso.
-No sé lo que he hecho pero pido perdón.-
-Sabes perfectamente lo que has hecho. No estar alerta. Has visto que ese Pokémon ha vuelto a estorbar en nuestra misión y no has hecho nada para detenerle.- Replicaba furioso el Pokémon misterioso por el fracaso.
-Perdón señor. No volverá a pasar.- Se mostraba avergonzado el pokémon por no haber resultado útil.
-Demuestra más eficiencia Mismagius. Sabes lo que está en juego.- Advertía el Pokémon misterioso a su acompañante.-Volvamos.-
-Sí señor.-
Ambos Pokémon se elevaron sobre la aldea para después marcharse volando a la lejanía. Pasados unos segundos el segundo pokémon vuelve a aparecer lanzando un pulso cura hacia toda la aldea Magma haciendo que los pocos pokémon que quedaban se recuperasen. Una vez contempla que su movimiento fue exitoso se vuelve a marchar.
De vuelta en el gremio de exploradores de la Aldea Supra se ve Wingull dar vueltas sin parar de la preocupación hasta que para su sorpresa el Gran Slow, junto con Furu y Lux, aparecen delante de sus narices. Mientras que Furu y Lux están fuera de combate el Gran Slow aún se mantiene en pie.
-Wingull, quiero que vayas a ver a mi hermano Slowking y le cuentes lo ocurrido. No hemos podido hacer nada. El Gran Zard a muerto a manos de ese pokémon.- Da su orden el Gran Slow antes de desmayarse de agotamiento.
Wingull queda aterrorizado después de ver como el maestro del gremio de la aldea Supra y un equipo de rango avanzado han sido derrotados de forma aplastante. Wingull pide ayuda a los habitantes de la aldea para curar las heridas del Gran Slow y el equipo Luna Roja. Una vez dejados en buenas manos, Wingull va a toda velocidad a ver al hermano del Gran Slow, el rey Slowking. Ese pokémon misterioso tiene que ser detenido cuanto antes.
#2347893 14/01/2016 15:00
01
<Álex><Álex>

# Fecha de alta: 26/08/2014

# Edad: 29 años

264 276 15 0
Para ser el primero me ha gustado bastante. Pero es sólo el principio, ahora tiene que seguir subiendo como un bizcocho en el horno. Atento a las cosillas que te dije anoche. wink
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.